SIMETRÍAS ASIMÉTRICAS
- UN PROYECTO DE ALFONSO GONZÁLEZ -

 

LA BELLEZA

 

A lo largo de la historia, la belleza ha sido un concepto muy difícil de definir. “La idea moderna de belleza se considera normalmente como inspirada directamente del ideal clásico” (Konstan, 2012). Realmente no conocemos con absoluta certeza si es así. Es decir, ¿poseían realmente los antiguos artistas y autores clásicos una noción insigne de la belleza? ¿En qué momento se comenzó la búsqueda de cánones y normas para alcanzar su fin?

 

 

 

 

 

 

 

Susana García Gómez  ||  Simetrías Asimétricas

Los cánones

 

Grandes autores como Eco se han percatado de las variaciones históricas del concepto de belleza. “La representación artística de la belleza está condicionada por la cultura y por los cánones estilísticos del periodo, frecuentemente sufragada por el poder y destinada a ser objeto de admiración” (Cicala, 2015).

 

Uno de los primeros cánones de los que se tiene constancia es el canon Egipcio. Las anatomías, escalas y posturas con que los egipcios representaban a los diferentes grupos de su sociedad estaban definidos bajo un mismo patrón o canon de representación.

 

Tras los egipcios, y por primera vez en torno a la búsqueda de la belleza, los griegos hicieron sus propios cánones. Uno de los cánones griegos por excelencia fue el formulado por Policleto, el inspirador de la belleza ideal, una belleza más espiritual que física debido a su relación con los dioses. El contenido exacto del tratado que escribió lo desconocemos ya que su obra no ha podido ser encontrada. Pese a ello, sus intenciones en cuanto a la belleza del cuerpo humano han sido mantenidas de manera constante en la historia del arte occidental.

 

Durante la Edad Media, los cánones del arte sufrieron una gran variación. Las obras dejaron de representar la belleza física para mostrar la belleza espiritual. Durante años, la belleza pasó a ser “examinada no solamente en su carácter metafísico, o bien matemático de orden de las partes, sino en busca tanto de los rasgos esenciales que ostentan las cosas bellas, como del efecto que producen en quien las contempla” (Rogliano, 2013).

 

A lo largo de la historia los cánones artísticos con los que se representa la belleza han variado en gran manera. Tras el Renacimiento, el Barroco y el Rococó de la Edad Moderna, llegó la Edad Contemporánea y con ella, un Neoclasicismo que supuso la vuelta a los cánones clásicos.

 

 

 

 

 

 

 

Lucía Rabanal González  ||  Simetrías Asimétricas

Un proyecto de Sitofon con la colaboración del Ayuntamiento de Astorga

2016 (c) Sitofon.com